Inicio
Contacto

 

 

 

 

Lactancia Materna 
Introducción

 

Darle pecho al bebé es la manera más fácil, segura y natural de alimentarlo ya que la leche materna presenta el balance ideal de proteínas, vitaminas, minerales, grasas y carbohidratos que necesita. La decisión de dar pecho al bebé será siempre personal.

En las primeras horas saldrá calostro de tu pecho en pequeña cantidad y deberás de ofrecerlo de ambos pechos a tu bebe, pues es un líquido rico en nutrimientos y defensas para tu bebe. Mientras más succione tu pezón, más rápido te bajará la leche y producirás mayor cantidad sin importar el tamaño de tus senos.

Cada vez que amamantes a tu bebé inicialmente sentirás pequeñas contracciones uterinas (cólicos o entuertos), y salida escasa de sangre por vagina, lo que significa que tu matriz está volviendo a su tamaño normal. Tu dieta deberá ser abundante en líquidos sobre todo si estas amamantando a tu bebe, y aumentar 500 calorías diarias (dos platillos de guisados por día o su equivalente) ya que la alimentación de una mujer lactante debe ser mayor que durante el embarazo. Necesitas consumir calcio, ya sea de lácteos, otros alimentos que lo contengan (Yogurt, queso, helados, requesón, sardinas, vegetales verdes), o de los comprimidos que tomabas durante el embarazo.

Usar un buen sostén tanto de día como de noche, puede ayudarte a conservar la forma de tus senos y evitar que éstos pierdan firmeza. Evita fumar e ingerir bebidas alcohólicas, ya que también perjudican la salud de tu bebé.

Antes de amamantar lava tus manos, pero no tu pezón pues destruirás los lubricantes naturales y aparecerán grietas. Cuando le des pecho siéntate cómoda con la espalda apoyada. Si el pezón se llega a agrietar, evita el jabón, ponte lanolina pura, déjalo descubierto a ratos y en pocos días sanará y si tus senos están duros y adoloridos ponte fomentos de agua tibia, dales masaje ligero y extrae manualmente el exceso de leche. Recuerda que la leche materna es el mejor alimento.

Otro mito muy común es el de relacionar el tamaño de los senos con la facilidad para amamantar; esto no es cierto, lo que sí se relaciona es la forma del pezón, puesto que si es prominente, será más fácil dar el pecho al bebé.

Cuando tú o tu bebé decidan el destete, debes después de estar tus senos vacíos, colocarte una venda ajustada o un sostén más pequeño, aplicarte bolsas de agua fría y en ocasiones será necesario indicarte medicamentos que ayuden a disminuir la secreción láctea. Respecto a la actividad sexual, esta puede reestablecerse normalmente hasta después de 40 días, período de duración promedio del puerperio o postembarazo. Aún cuando estés lactando, existe la posibilidad de embarazo, por lo que debes acudir a consulta, para ver el método anticonceptivo más adecuado para tu persona. Evita también los medicamentos auto recetados debido a que estas substancias pasan por la leche materna hasta el organismo del bebé.

Algunos tips para hacer de usted y su bebé un equipo exitoso en la Lactancia Materna: Su leche está hecha especialmente para su bebé.

En el hospital:

  • Procure estar con su bebé el mayor tiempo posible, así podrá alimentarlo cada vez que tenga hambre.
  • Pida ayuda a una enfermera sobre cualquier duda.
  • Todo lo que el bebé necesita es su leche, el agua azucarada y la fórmula láctea pueden no ser necesarios.

El primer alimento:

  • Aliméntelo en cuanto sea posible después del parto. El primer alimento es una oportunidad para usted y su bebé para conocerse uno al otro. El bebé puede no tener hambre, sólo abrácelo estréchelo y relájense.

Ligas de información complementaria:

Liga de la leche internacional
www.llli.org

Liga de la leche española
www.laligadelaleche.es

Subir

 

Copyright 2009