Inicio
Contacto

 

 

 

 

Lactancia Materna 
Colección y almacenamiento

 

Lineamientos para recién nacidos normales.

Recolectando la leche materna Primero, lavarse bien las manos. Lavar bien el tiraleche o en caso de bomba, la parte del equipo que se pone en contacto con el pecho, en un lavaplatos automático o a mano con agua caliente jabonosa. Enjuague con agua fría, y seque con una toalla limpia.

El cuándo extraer la leche, depende de usted y el horario de su bebé. Trate de extraerla, cuando el bebé lo haría normalmente. Su suministro de leche usualmente es más abundante en la mañana, ésa es buena hora, pero sea flexible.

Si su bebé deja pasar un alimento, aliméntelo en un tiempo más corto que el usual, no espere a que llegue el siguiente turno. Si sólo se alimenta de un pecho, extraiga la leche del lado opuesto y guárdela. Si va a extraer su leche, siéntese cómodamente y relajada. Bombee sus mamas, según las instrucciones del fabricante de la bomba.

Almacenamiento

Hay varios recipientes disponibles para guardar leche del pecho. Éstos incluyen bolsas de plástico especialmente diseñadas, botellas de plástico o recipientes de vidrio. Cada uno tiene sus ventajas.

  • Si va a congelar su leche ordeñada, déle un espacio en la parte superior del recipiente. La leche del pecho, como la mayoría de los líquidos, se expande al congelarse.
  • Cuando use empaques de plástico, use los diseñados específicamente para recolección de la leche del pecho. Antes de guardarlo, pliegue la parte superior varias veces y séllelo con cinta especial para congelador. Introduzca bolsas pequeñas en una bolsa más grande, para protegerla contra perforaciones.
  • Marque la fecha y cantidad en cada recipiente.
  • Congele su leche en porciones de dos a cuatro onzas. Porciones más pequeñas se descongelan más rápido y no gastará más leche que el bebé no desee si usa porciones grandes.
  • Puede seguir agregando cantidades pequeñas de leche del pecho al recipiente varias veces durante ése día. Sólo enfríela en el refrigerador y congélela cuando se encuentre en cantidades apropiadas.
  • También puede agregarla a leche ya congelada. Primero refrigere toda la leche fresca extraída y ya fría, agréguela a la leche congelada. La nueva leche agregada, debe ser en menor cantidad que la leche que se encuentra congelada.
  • Si cuidadosamente se lavó las manos antes de bombear o exprimir leche del pecho, estará segura por unas horas a temperatura del cuarto (20°C), de cualquier forma se recomienda refrigerar inmediatamente.
  • Se puede guardar leche fresca en el refrigerador por arriba de 72 horas a 4 grados C.
  • Se puede guardar leche congelada en la parte de abajo del congelador hasta por 6 meses.
  • Se puede guardar leche congelada en el fondo del congelador a 7°C bajo cero, hasta por 12 meses.
  • La leche descongelada, se puede guardar hasta por 24 horas en el refrigerador.

Ligas de información complementaria:

Liga de la leche internacional
www.llli.org

Liga de la leche española
www.laligadelaleche.es

Subir

 

Copyright 2009